martes, 15 de diciembre de 2015

San Pedro Garza García: el municipio modelo de México

Antonio Guerrero Aguilar, Cronista de la Ciudad de Santa Catarina

México tiene 31 estados los cuales se dividen en 2,457 municipios y un distrito federal con 16 delegaciones. El municipio de San Pedro Garza García como la delegación Benito Juárez del Distrito Federal son los que tienen los índices más altos de desarrollo humano en nuestro país. Posiblemente San Pedro Garza García es el más rico de México y por la calidad de los servicios que ofrece se le llama “el municipio modelo”. A decir verdad, ese progreso se ha dado a los alcaldes que la han gobernado, por la preparación y posición de sus habitantes que tienden a exigir mejor trato y porque muchos de ellos son líderes en la industria, el comercio, la opinión pública, en la academia y en la política. En San Pedro Garza García se conjunta el poder económico con el político. Ahí están los principales corporativos de la industria y de la banca. Muchos alcaldes de la zona metropolitana viven o mantienen propiedades en el lugar. San Pedro Garza García es el segundo municipio más importante de Nuevo León, solo superado por la capital Monterrey. Y esto se debe a la alternancia partidista en el gobierno y administración municipal desde hace 50 años.


Los primeros alcaldes que llegaron por el Partido Acción Nacional fueron Humberto Junco y Norma Villarreal de Zambrano entre 1964 y 1969. Luego por el Partido Revolucionario Institucional Jesús D. Gónzalez (1970-1971) y Bernardo Dávila Reyes (1972-1973); por el PAN Enrique García Leal (1974-1976) y otra vez del PRI Genaro Leal, Felipe Zambrano, Raúl Rangel Hinojosa y Alejandro Chapa Salazar entre 1977 y 1988. Desde ese año, el PAN no ha perdido ninguna elección hasta el momento. En cierta forma eso ha permitido una exigencia y compromiso con la ciudadanía que se refleja en los tres San Pedros existentes: el sur, la cabecera municipal y la zona norte situada entre la avenida Díaz Ordaz y la Sierra de las Mitras, en terrenos de lo que fueron los agostaderos de aquella hacienda Vieja o de San Antonio.

La municipalidad de San Pedro Garza García tiene apenas una extensión territorial de 71. 308 kilómetros cuadrados. Junto con Abasolo y San Nicolás de los Garza son los pequeños en territorio en todo Nuevo León.  Limita al sur y al poniente con Santa Catarina y al norte y oriente con Monterrey; la cabecera está a una altura de 540 metros sobre el nivel del mar. Junto con San Nicolás de los Garza, Guadalupe y Monterrey conformaron la primera zona metropolitana a partir de 1971.


Por tradición oral sabemos que Diego de Montemayor entregó mercedes de tierras un 20 de noviembre de 1596 a Diego Rodríguez, en una porción de tierra donde establecieron la hacienda de San Pedro los Nogales la cual abarcaban desde la sierra Madre que inicia en Santa Catarina hasta el valle del Huajuco y el río Ramos.  A esa sierra que aun llaman Madre, la M o de Anáhuac y que en realidad se le conoce de La Huasteca desde tiempos ancestrales. En 1598 Diego de Montemayor entregó tierras en San Pedro a favor de Diego Maldonado y Cristóbal Pérez. Mientras Diego Rodríguez donó su parte a su yerno Fernán Blas Pérez y otra parte a su hija Mónica Rodríguez quien se casó con Miguel de Montemayor. Por eso se consideran a ambos como los fundadores de la hacienda de San Pedro.  Ambos tuvieron siete hijos y cinco hijas: Diego casado con Inés de la Garza en 1648 quien pobló el valle del Huajuco. Margarita esposa de Juan de la Garza Falcón. Petra con Lázaro de la Garza Falcón. María con Antonio de Morales Villarreal. Francisco con Ramona de Ayala. Bernarda con Antonio Cavazos. Inés con Diego de Ayala. Mateo con Leonor Fernández, además de Juan, Lucas, Domingo y José.

Dos porciones de la antigua hacienda de San Pedro los Nogales eran la Décima y Santa Engracia. La Décima, llamada así por ser la décima parte de una propiedad o merced muy antigua de Mónica Rodríguez.  Con el correr del tiempo, una fracción perteneció a Cenobia de Luna Rodríguez. Ella nació en Santa Catarina en 1840, hija de Arcadio de Luna y María del Refugio Rodríguez. Casada con Antonio Ayala ex alcalde de Santa Catarina y madre de otros dos: Dr. Macedonio y Nemesio Ayala. Su hermana Sara fue casada con el prócer Diego Saldívar. La propiedad conocida como “la labor de doña Cenobia” al poniente de los terrenos de la finca conocida como La Décima, ahora son parte de la colonia Fuentes del Valle en Garza García. Doña Cenobia murió en Santa Catarina el 31 de julio de 1918.  Los terrenos de Santa Engracia deben el nombre a María de Engracia Abrego, casada con Juan Saldívar. Ambos también originarios de Santa Catarina. Juan se dedicaba al comercio y a la agricultura. Fue alcalde en 1864 y 1865, recibiendo a Benito Juárez. En 1868 figura como primer regidor. Ellos son padres de Cosme y Diego. Cosme nació en  Santa Catarina en 1850, dedicado al comercio, casado con María Modesta Rodríguez de Santa Catarina. Llegó a ser alcalde en 1881. Residió con su familia paterna en lo que actualmente es la colonia Santa Engracia de San Pedro Garza García. Mientras que Diego Saldívar se casó con Sara de Luna, teniendo por hijos a Diego, Engracia y María.


Durante los siglos XVII y XVIII, la hacienda de San Pedro Los Nogales tuvo problemas con Monterrey debido a límites y con Santa Catarina debido a la posesión de aguas. En 1693 Mateo Rodríguez vendió su parte al padre José Guajardo, quien la hereda a su sobrino Juan Arizpe. Hacia 1725 la hacienda pertenecía a Rodrigo de Arizpe, José Saldaña, Antonio Ramos de Arriola y José de Ayala. En 1833 los accionistas compraron la hacienda Vieja que era del padre José Lorenzo Guerra y en ella en 1874 se estableció la fábrica de hilados y tejidos de la Leona. Entre 1725 y 1820 las haciendas tanto de San Pedro como de Santa Catarina formaron un solo valle, como categoría política gobernada por un alcalde mayor.  Luego San Pedro quedó unido a Monterrey hasta 1882, cuando decretaron la erección de una municipalidad  el 14 de diciembre de 1882 llamada Garza García integrada por San Pedro, San Agustín, Carrizalejo, la hacienda de Prisciliano Siller, la Leona y los molinos Jesús María. Había una propiedad conocido como de los Dávila, conocida desde la década de 1960 como Tampiquito. El 30 de agosto de 1882 llegó el primer ferrocarril procedente de Laredo, Texas. Luego se ampliaron las vías hasta la ciudad de México. La ruta del Ferrocarril Nacional se concluyó en 1887. Fue cuando dejaron algunas estaciones entre Monterrey y Saltillo, destacando la Leona, Santa Catarina-La Fama, El Durazno, la Villa de García, Rinconada y Ramos Arizpe. Para que el ferrocarril pasara sin problemas por el arroyo el Obispo hicieron un puente metálico y a menos de 150 metros colocaron la estación la Leona, más o menos entre la clínica 7 del IMSS y la entrada de cerámica, en el cruce de las avenidas Díaz Ordaz y Corregidora.

El primer alcalde fue Natividad García, quien nació en Santa Catarina el 24 de diciembre de 1832, hijo de Ramón García y María Guadalupe Morales. Fue bautizado el día 31 de diciembre de 1832 en el Sagrario Catedral de Monterrey con el nombre de Natividad Esteban. Residente en Santa Catarina dedicado al comercio, por lo que viajaba a lugares circunvecinos. Para la década de 1880 ya vivía en San Pedro. En abril de 1883 fue elegido el primer alcalde de Garza García. Entre las actividades más relevantes al servicio de la nueva comunidad sobresale el trazo de las calles, nombró jueces auxiliares y cuarteleros para cada sección en la que estaba dividida la nueva villa. Para 1899 residía otra vez en Santa Catarina y cooperó para la introducción de la línea telefónica en ese año. Formó parte de varios cabildos de Santa Catarina en donde murió el 9 de diciembre de  1900.



Dicen que solo en Nuevo León a los santos le ponen apellidos. Específicamente sobresalen dos: San Pedro Garza García y San Nicolás de los Garza. Desde 1596 se le conoció como la hacienda de San Pedro Los Nogales.  A partir de 1665 le llamaron Santa Bárbara Los Nogales. Luego para 1725 regresó el San Pedro en honor al apóstol y en el cual Jesucristo estableció su iglesia. Ya en el siglo XIX San Pedro fue incorporado a la jurisdicción de Monterrey. Durante todo éste tiempo hubo intentos de consolidar un ayuntamiento y convertirse en municipio el cual se logró en 1882, pero con el nombre de Garza García en honor al entonces gobernador el abogado Genaro Garza García y de paso hacer enojar al general y Lic. Lázaro Garza Ayala quien si era oriundo de San Pedro. En informes de la época se hablaba que Garza García estaba integrado por San Pedro, San Agustín, Carrizalejo, la hacienda de Prisciliano Siller, los molinos Jesús María y la fábrica de hilados y tejidos de la Leona. Pero la gente seguía llamando San Pedro a todo el municipio de Garza García, preferentemente a la cabecera municipal. Por ello, siendo alcalde el Lic. Alejandro Chapa Salazar mediante aprobación del cabildo y después de una consulta pública, decidieron incluir oficialmente el San Pedro al nombre oficial de Garza García. Y desde la administración de Tere García de Madero (1997-2000) ostenta el título de ciudad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Estudié filosofía en la UNIVA de Guadalajara y soy el cronista de Santa Catarina, Nuevo León

Mi foto

Soy un trota sueños y buscador de símbolos y signos. Nací en Santa Catarina, N.L. en 1965. Fui becario del Centro de Escritores de Nuevo León en 1993. Escribo, busco, leo, hablo cada miércoles en un programa de radio. En De Solares y Resolanas, quiero expresar, manifestar, escribir mis reflexiones, vivencias y apreciaciones sobre lo que veo, de donde vivo, me muevo y existo.