lunes, 8 de agosto de 2016

Recordando a don Martín de Zavala


Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina

Un 8 de agosto de 1664, falleció en la ciudad de Monterrey don Martín de Zavala y Sepúlveda, quien ocupara el cargo de Gobernador y Comandante Militar del Nuevo Reino de León. Había nacido en Pánuco, Zacatecas en 1597. Su padre lo envía a la Universidad de Salamanca, España. Consiguió que el rey Felipe IV, aprobara las capitulaciones de pacificación y colonización del Nuevo Reino de León. Entró al Reino el 24 de agosto de 1626. Lo encontró en extrema pobreza y un estado continuo de guerra viva entre los colonos e indios, provocado por las sublevaciones de estos últimos por las injusticias cometidas por los primeros. Se comprometió a fundar dos villas. Pero a una de ellas solo le cambió de nombre a la ciudad de Monterrey, provocando el enojo de los vecinos que se quejaron con el virrey, quien pidió restituir su título original. La nueva villa quedó establecida en lo que fue la ciudad de León, otorgándole el nombre de San Gregorio de Cerralvo en honor del decimoquinto virrey de Nueva España, don Rodrigo Pacheco y Osorio, marqués de Cerralvo. También promovió la fundación de la villa de San Juan Bautista de Cadereyta en 1638. Fue caballero de la Orden de Santiago y teniente de capitán general del Reino de la Galicia. Puso de su capital los gastos utilizados para pacificar muchos lugares del Nuevo Reino de León, estableciendo caminos que permitieron consolidar los asentamientos humanos de la región y también promovió la fundación de una villa en el antiguo territorio de la villa de Almaden, en la actual Monclova en 1644. También logró que Matehuala formara parte del Nuevo Reino de León. Mientras hacían una restauración en la catedral, encontraron algunos objetos que se creen le pertenecieron en vida.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Estudié filosofía en la UNIVA de Guadalajara y soy el cronista de Santa Catarina, Nuevo León

Mi foto

Soy un trota sueños y buscador de símbolos y signos. Nací en Santa Catarina, N.L. en 1965. Fui becario del Centro de Escritores de Nuevo León en 1993. Escribo, busco, leo, hablo cada miércoles en un programa de radio. En De Solares y Resolanas, quiero expresar, manifestar, escribir mis reflexiones, vivencias y apreciaciones sobre lo que veo, de donde vivo, me muevo y existo.