martes, 8 de mayo de 2018

El templo parroquial de Nuestra Señora de Loreto

Antonio Guerrero Aguilar/


En la cabecera de Pesquería, Nuevo León hay un templo parroquial más antiguo de lo que parece. El municipio tiene su origen en una hacienda de 1669 conocida como del Espíritu Santo, pero en el siglo XIX, su templo fue dedicado a la devoción mariana de Nuestra Señora de Loreto. Cuando el gobernador del Nuevo Reino de León don Melchor Vidal de Lorca visitó al valle de la Pesquería Chica en 1775, encontró una pequeña capilla a la cual asistía con cierta regularidad un cura desde Monterrey. En el verano de 1792, Joaquín de Treviño a nombre de los vecinos de la Hacienda del Espíritu Santo de la Pesquería Chica, contrató al constructor José Miguel Piña para que levantara una capilla más grande.

Realizaron obras durante seis meses, sacaron piedras de regular tamaño del río para sus cimientos y sus muros que debían estar fuertes, debido a lo “falso del terreno”; hicieron acequias para trasladar el agua hasta el punto donde estaban trabajando e hicieron caminos para que las carretas pudieran llegar al sitio. Tenemos el listado de los albañiles, unos de Monterrey y otros originarios del rumbo: José Domingo Treviño, Ygnacio (sic) Reyna, Julián de Olibares (sic), Hurbano (sic) Lozano, Thomás (sic) Rangel, Javier Chávez Calero, José Domingo Quintanilla y Juan Ángel García. Lamentablemente hubo un pleito legal entre José Miguel Piña y los vecinos de Pesquería. El primero los demandó por falta de pago, los feligreses alegaron que levantaron una capilla que quedó mal hecha. Todavía en 1794, estaban reclamando los pagos que Piña decía no le dieron en tiempo y forma.

Al parecer la reconstrucción del actual templo se hizo a partir de 1830. Desde 1856 le reconocieron la categoría de vice parroquia dependiente a la parroquia de San Francisco de Apodaca. Por testimonios orales sabemos que el 25 de noviembre de 1855, Nuestra Señora de Loreto fue declarada patrona del municipio de Pesquería. Una placa al interior del patio de la casa parroquial, da cuenta que el 22 de enero de 1889 fue concluido el templo y se formó la comunidad parroquial. Aunque el padre Aureliano Tapia señala que la elevación a parroquia ocurrió a fines de febrero de 1856, siendo obispo don Francisco de Paula Verea.

Muy cerca del altar está una placa de mármol negro que da constancia de que ahí están los restos mortales de una mujer. La inscripción textualmente dice: “Aquí yacen los restos de la señora María de Jesús de la Garza de Guerra. Sus inconsolables esposo e hijos, le consagran este humilde recuerdo a su memoria. Falleció a los 59 años. Pesquería Chica Mayo 9 de 1889”. Posiblemente esta familia apoyó la edificación del inmueble y por ello decidieron inhumarla en su interior cuando ya estaba prohibido hacerlo en los camposantos y en las naves de los templos.

Los carrancistas estuvieron en Pesquería en 1914 y destruyeron varias imágenes, entre ellas una de la virgen de Loreto. Por eso, la imagen que se venera en el altar mayor fue donada por la señora Antonia Garza viuda de González el 1 de enero de 1936. Aparentemente el templo ha sido modificado en tres ocasiones a lo largo de su historia. Cuando uno ve el templo, se puede apreciar que fue construido en partes: primero el altar y dos capillas laterales, una de ellas techada con vigas; luego la nave, posteriormente la fachada y finalmente el campanario el cual consta de una sola nave con la forma de cruz latina, sobrio y sencillo en su hechura.

El altar está rumbo al oriente y la entrada principal con el atrio y el campanario ven hacia el poniente siguiendo la usanza española, viendo hacia la entrada del pueblo. Como los muros estaban más bajos, debieron aumentar el tamaño. Fue cuando pusieron el techo de concreto a dos aguas. El campanario es de estilo neoclásico, consta una base adosada al templo con tres cuerpos encima: en el primero están las campanas y en el segundo el reloj público. Sobresalen unos pináculos en cada esquina. Remata un pequeño nicho con tendencias neogóticas en la parte superior con sus respectivos pináculos La parte más alta está rematada con una estructura piramidal y encima de ella una cruz latina. Da la impresión de que el campanario solo tenía el primer cuerpo para colocar las campanas, luego le añadieron la otra parte para instalar el reloj público.

La fachada del templo consta de una entrada con arco de medio punto. A los lados unos contrafuertes que terminan en forma piramidal que le dan cierto aire de fortaleza y protección al muro. Encima un óculo o ventana del coro, con una repisa y una peana. Remata todo el conjunto un tímpano semicircular. A la izquierda de la entrada principal el baptisterio y a la derecha una pequeña ventana que sirve para iluminar el interior del campanario en donde está la escalera en forma de caracol. Alrededor de la casa de Dios está un atrio (que algún tiempo sirvió de camposanto) rodeado con una balaustrada dividida en varias secciones. A un lado está el curato en donde habita el sacerdote y tiene su oficina parroquial. La dirección de la parroquia es 15 de Mayo entre Hidalgo y Morelos en el centro histórico de Pesquería.

Hay más capillas que son atendidas por el párroco y su vicario: la de Nuestra Señora de San Juan de los Lagos en la colonia Ladrillera, la del Sagrado Corazón de Jesús en la ex Hacienda la Arena, Nuestra Señora de Guadalupe en la colonia C.R.O.C, la Divina Providencia en el ejido la Providencia, San Judas Tadeo en el ejido la Victoria, Nuestra Señora de Guadalupe en la colonia La Meza, San Judas Tadeo en la colonia Valles de Pesquería, Nuestra Señora del Rosario de Fátima en el ejido Santa María, Santa María Reina en Santa María la Floreña, San Isidro Labrador en el ejido Francisco Villa, Dulces Nombres en la ex  Hacienda de Dulces Nombres, Nuestra Señora del Rosario de Talpa en Zacatecas, San Martín Caballero  en el fraccionamiento Lomas de San Martín, Nuestra Señora del Roble en el fraccionamiento Valles de Santa María y el Señor de la Misericordia en el fraccionamiento Colinas del Aeropuerto.

Ahora, ¿por qué se la titularidad del templo está dedicada a Nuestra Señora de Loreto y no a la advocación original en honor al Espíritu Santo que tuvo desde su establecimiento en 1669?  Hace muchos años estaba de moda una oración que lo mismo servía para enterrar a los difuntos, amarrar a las brujas, aprender a contar del uno al doce y del doce al uno, así como saberse de memoria las doce verdades fundamentales de la fe católica. Precisamente la primera de ellas alude a la casa santa de Jerusalén donde supuestamente vivió la virgen María y luego la sagrada familia, que fue llevada por ángeles desde Jerusalén hasta Loreto, Italia. Como la santa casa fue trasladada por ángeles, se le considera la patrona de los pilotos aviadores. Curiosamente la mitad del aeropuerto está en Pesquería.  Por cierto, la fiesta patronal de la parroquia de Pesquería ocurre cada 10 de diciembre.

Tal vez exista relación con el Presidio de Nuestra Señora de Loreto en la Bahía del Espíritu Santo, en el actual Goliad, Texas, a donde acudió un poblador que vio la primera luz en Pesquería, se trata de don Blas María de la Garza Falcón, hijo de Blas María de la Garza Falcón y de Beatriz de Villarreal que hizo campañas de reconocimiento y población en el norte del Nuevo Santander y en el sur de Texas. Posiblemente el templo está dedicado en honor al obispo don Salvador de Apodaca y Loreto, el obispo que nació en Guadalajara el 25 de diciembre de 1769 y falleció el 15 de junio de 1844 en Monterrey, cuando apenas tenía menos de seis meses al frente de la diócesis y quien el municipio de Apodaca recuerda con honor a su ilustre apellido. Año que coincide con la creación del municipio.

Como se advierte, un templo con una singular historia que sintetiza el pasado de tan importante municipio.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Estudié filosofía en la UNIVA de Guadalajara y soy el cronista de Santa Catarina, Nuevo León

Mi foto

Soy un trota sueños y buscador de símbolos y signos. Nací en Santa Catarina, N.L. en 1965. Fui becario del Centro de Escritores de Nuevo León en 1993. Escribo, busco, leo, hablo cada miércoles en un programa de radio. En De Solares y Resolanas, quiero expresar, manifestar, escribir mis reflexiones, vivencias y apreciaciones sobre lo que veo, de donde vivo, me muevo y existo.